Vemos todos los días historias de gente que ha conseguido dejar el trabajo para dedicarse a su propio negocio, han triunfado con poco esfuerzo y les va de maravilla. Sinceramente gusta escucharlo porque también son mi sueño, lo reconozco. Pero a día de hoy no es mi historia.

Cuando nos ponemos a mirar a fondo lo que hay detrás de esas personas, nos damos cuenta que han seguido un proceso de cambio muy lento. La mayor parte de las veces el cambio requiere perseverancia y constancia en el día a día mantenido durante mucho tiempo.

 

comillasLa vida es un experimento. Cuantos más experimentos hagas, mejor. Ralph Waldo Emerson

 

Cinco consejos para un cambio de vida

1. Aceptar los cambios lentos

Desafortunadamente estamos expuestos a ver cómo la gente adquiere fama y miles de personas les siguen sin hacer absolutamente nada incluso cayendo en lo más bajo. Lo vemos todos los días en la TV e Internet.

No nos paramos a pensar en otros ángulos a parte del obvio: esas personas seguramente se deslizarán por un tobogán que en muy poco tiempo les llevará de nuevo al suelo. Quizás más abajo aún de como empezaron, por haber dañado durante el rápido ascenso a amistades, relaciones e incluso lazos familiares.

Por otro lado están los que poco a poco avanzan en un cambio de vida marcado por un propósito. Atraviesan dificultades incluso periodos de atravesar solos el desierto. Pero lo conseguirán. Y durará.

 

comillasLa vida es una serie de cambios naturales. No te resistas a ellos, eso crea tristeza. Deja que la realidad sea realidad. Deja que las cosas fluyan con naturalidad en la dirección que quieran. Lao Tzu.
El arte de vivir reside en el delicado balance entre dejar ir y aguantar. Havelock Ellis.
Si no te gusta algo, cámbialo. Si no puedes cambiarlo, cambia tu actitud. Maya Angelou

Merece la pena ir despacio.

2. La constancia

Una vez que tenemos definido nuestro propósito la constancia es la clave.

He pasado por muchos momentos en los que he estado a punto de tirar la toalla incluso poniéndolo todo de mi parte, y muchas veces abandonando finalmente.

Pero también he comprobado que lo que realmente importa es tener claro el objetivo y visualizarnos en esa situación.

Habrá períodos de desierto, pero llegarán los momentos en los que comencemos a ver los resultados uno a uno.

 

comillasEl cambio no va a llegar si esperamos a otra persona o esperamos otro momento. Nosotros mismos somos a quien estábamos esperando. Nosotros somos el cambio que buscamos. Barack Obama.
He aprendido la paciencia, la perseverancia y la dedicación. Ahora puedo decir que me conozco a mi mismo, y que conozco mi voz interior. Es una voz de dolor y de victoria. Anthony Hamilton.

3. La paciencia

Definitivamente es mi punto débil… No es posible hacer un cambio de vida sin paciencia. Los cambios tardarán semanas, meses, y a veces incluso años. ¿Cómo vamos a conseguir llegar al objetivo final sin tener paciencia?.

 

comillasLa paciencia es amarga. Pero su fruto es dulce. Jean Jacques Rousseau.
Ni siquiera una vida feliz puede existir sin tristeza, y la palabra ‘feliz’ pierde su significado si no se equilibra con tristeza. Es mucho mejor tomarse las cosas como llegan con paciencia y ecuanimidad. Carl Jung.
Es más fácil encontrar hombres que están dispuestos a morir, que encontrar lo que están dispuestos a sufrir dolor con paciencia. Julio César.

4. Disfrutar en el camino

Durante esas épocas de cambios hay que tenerlo todo en su sitio, ordenar nuestro interior con cuidado y vigilar de mantener nuestra integridad. Tenemos que asumir que habrá momentos duros, pero hay que equilibrar el esfuerzo con recompensas y disfrute.

Una forma de conseguirlo es tener nuestros “compartimentos estancos” en los que sabemos que vamos a disfrutar. Son actividades que sabemos que nos motivan y hacen olvidarnos de todo, nos desconectan y recargan por dentro. Todos los tenemos o los hemos tenido.

Es importante proteger y cuidar esos espacios.

Son estancos porque no deben ser contaminados por otras actividades que nos hacen sentir peor, por ello tienen las puertas cerradas: para entrar sólo cuando queramos.

 

comillasReduce la velocidad y disfruta la vida. No es solamente porque no vas a apreciar el paisaje si vas rápido, también vas a perder el sentido de dónde vas y porqué. Eddie Cantor.
Durante los últimos 33 años me he mirado en el espejo cada mañana y me he preguntado a mi mismo: “Si hoy fuera el último día de mi vida, me gustaría hacer lo que tengo planeado hacer hoy?” Siempre que la respuesta ha sido “no” durante demasiados días consecutivos, es señal de que debo cambiar algo. Steve Jobs.

5. Huir de los vampiros de energía

A todos nos ha ocurrido: tener una gran idea, estar felices y ansiosos por ella… y contarla a alguien. A la persona inadecuada.

El mundo está lleno de vampiros energéticos, de gente que absorberá hasta la última gota nuestra energía y pueden tirar abajo las ganas de conseguir un proyecto soñado. Están cerca de nosotros, y a veces incluso muy cerca, nos rodean. Si no podemos huir, aceptemos la situación, y evitemos perder energía. Ya se enterarán cuando el proyecto esté finalizado.

Todo son pequeños momentos, aunque tengamos el propósito claro y queramos ese cambio de vida.

 

comillas
La vida es lo que transcurre a nuestro alrededor mientras hacemos planes. John Lennon