comillas

Dentro de veinte años estarás más disgustado por las cosas que no hiciste, que por aquellas que hiciste.

Mark Twain

Y aunque es algo que ya hemos oído, pocas veces tomamos acción en serio.

Te levantas por la mañana tratando de prepararte mentalmente para el trabajo, después pasas la mayor parte del día en piloto automático envuelto en tareas, responsabilidades, llamadas, emails, viajes… Llegas a casa y tienes que seguir con otro tipo de responsabilidades: familia, casa, etc.

Al final los días pasan, los meses pasan y antes de que te puedas dar cuenta otro año más  se consume delante de ti. Te dirás que el tiempo pasa rápido, que casi no te diste cuenta.

Y solo quizás, eches de menos algo: ocuparte de la persona que más debes cuidar, tu mismo.

El trabajo y las obligaciones nos lo ponen complicado a la hora de establecer metas personales, esas que realmente puedes poner sobre el papel sabiendo que si las cumplieras, habríamos realizado un gran paso adelante para crecer como personas y disfrutar un poco más de la vida.

Yo he pasado casi toda mi vida enfocándome a aquello que iba a darme resultados de algún tipo, casi siempre buscaba que tuvieran un sentido práctico, que sirvieran para algo. De esa forma he dejado de disfrutar muchas cosas, un mundo de posibilidades ha pasado por delante de mi sin darme cuenta de ello.

Y es lo que observo que ocurre al multitud de personas a mi alrededor. Cuando los días pasan envueltos en la rutina y el ritmo de las obligaciones sin más, caemos directamente en la mediocridad y acaba surgiendo un estado de apatía del que hay que liberarse para volver a vivir.

Una forma práctica e interesante de romper con esa apatía, y que más adelante estemos contentos con lo que hemos hecho, es hacer una lista de aquellas cosas que nos gustaría conseguir.

Para hacerlo voy a dar dos pautas: escribe tu lista con todo aquello que sueñas y que quieres hacer, independientemente de que sea posible. Escribe tus sueños, da igual el estado actual ni cuán cerca o lejos te encuentres.

Aquí va mi lista de deseos (sin ningún orden de preferencia en particular):

  1. Aprender chino.
  2. Trabajar desde cualquier parte.
  3. Aprender Kitesurf.
  4. Aprender a tocar el piano.
  5. Viajar a Pekin y gran parte de Asia
  6. Volver a pintar
  7. Disponer de más tiempo libre fuera del trabajo.
  8. Dejar atrás miedos y las inseguridades.
  9. Meditar de forma regular como un hábito.
  10. Escribir libros en Hoy Motivación y ayudar a muchas personas
  11. Conseguir 8000 visitas diarias en Hoy Motivación

¿Cual es tu lista?

No esperes 20 años para darte cuenta que te debiste ocupar más de ti y de tus sueños.

 

Photo Credit: hamad M via Compfight cc