Vamos a unir el mundo de la ciencia de la motivación y el lado espiritual. La mente subconsciente es nuestro vínculo con la conciencia universal, la Inteligencia Infinita o la Mente Universal. Podemos programarla para imprimir en ella nuestros deseos y conseguir nuestras metas. Hay una forma muy particular de hacerlo que presentamos aquí. Este artículo condensa multitud de textos, desde gurús de los negocios como Brian Tracy y otros más clásicos como Napoleon Hill, pasando por filósofos y pensadores de hace siglos.

[ Nota: Este texto forma parte de una serie de artículos acerca de “meditar” ]

Leyendo textos de los máximos exponentes de la motivación y del desarrollo personal en los negocios he podido comprobar (inicialmente sorprendido) cómo también hay una gran conexión entre temas aparentemente filosóficos como la mente subconsciente y la conciencia universal con la formulación de propósitos y conseguir metas.

Incluso en el gran libro Maximum Achievement (Estrategias para sacar tu lado oculto) de Brian Tracy se habla (sin mencionar explícitamente el nombre) acerca de los registros Akashicos. ¿Sorprendente?

Hay que admitir que los personajes más influyentes del planeta fueron iniciados en alguna corriente mística. Si investigamos una lista de 100 personajes actuales o históricos nos daremos cuenta que los datos lo demuestran. Por ejemplo, ¿ sabías que 14 presidentes de Estados Unidos fueron masones?. Los más destacados empresarios, incluyendo Henri Ford también lo fueron. Los grandes artistas, actores, empresarios, políticos de todos los países tienen o tuvieron alguna relación con varios movimientos esotéricos.

La Mente Consciente

La mente consciente es la parte de la mente que se ocupa de la razón y de la lógica. Es el director de la mente subconsciente, se ocupa de la creación y de dar órdenes. Funciona con lógica y razonamiento.

La mente consciente es el jardinero que planta las semillas en la mente subconsciente. Las semillas se plantan constantemente queramos o no, 24 horas al día, unas tendrán efectos buenos y otras pueden tener efectos devastadores y que nos limitan.

Las semillas que plantamos se basan en nuestra forma habitual de pensar y un pensamiento optimista es el que genera semillas del mismo signo. Todo lo que sembramos en la mente subconsciente lo cosechamos en nuestro cuerpo y en lo que nos rodea.

La mente consciente dirige como un director de orquesta, es capaz de dar órdenes como : “hoy soy fuerte”, “todo saldrá bien”, o bien “nunca voy a bajar de peso”, “esto no va a salir bien”.

Cada pensamiento de la mente consciente activa la ley de causa y efecto. Por ello es tan importante controlar la consciencia.

 

comillasLa llave del crecimiento es introducir altos niveles de consciencia en nuestra vida diaria. Lao Tsé

 

La mente consciente sólo puede ocuparse de unos 7 pensamientos a la vez, pero tenemos unos 90.000 pensamientos al día. Muchos de ellos son repeticiones de pensamientos de días pasados. Existe una pausa entre pensamientos, un “espacio en blanco”. Este momento de silencio es el que se necesita para conectar con nuestro ser superior. Pasando todos los días momentos de conexión en ese “espacio el blanco” conseguiremos grandes beneficios en la salud, felicidad, relajación y paz interior y creatividad.

Como hemos visto en otros artículos, ese espacio en blanco se consigue mediante la meditación. Puedes ver aquí la guía esencial para aprender a meditar.

La Mente Subconsciente

La mente subconsciente es un lugar donde se almacenan los pensamientos. Se puede acceder a él para llamar o recordar pensamientos como si estuviéramos abriendo los cajones de un armario.

Es como el piloto automático de la mente. No cuestiona nada, y procesa por igual lo bueno y lo malo, es totalmente neutro sin filtrar. El filtrado únicamente es hecho por la mente consciente.

Todo lo que experimentamos (bueno o malo) se imprime en la mente subconsciente. Todos los pensamientos, creencias, opiniones, teorías y sucesos de la vida, entrarán en la mente subconsciente.

Podemos elegir guardar voluntariamente cualquier plan en nuestra mente subconsciente. Los pensamientos que se programan mejor, son aquellos que están cargados de emoción (por ejemplo fe y deseo).

La mente subconsciente trabaja día y noche, y se aprovecha del poder de la Inteligencia Infinita para convertir los deseos de cada persona en su equivalente físico.

Funciona independientemente que hagamos esfuerzos para influenciarla o no. Todos los impulsos le afectan, por ello es tan importante controlar la consciencia, como vimos en los artículos acerca de la meditación.

No podemos controlar totalmente nuestra mente subconsciente, pero podemos programar en ella cualquier plan, deseo o propósito que queramos conseguir.

Cómo programar la mente subconsciente para conseguir cualquier meta

La mente subconsciente se programa mediante técnicas de autosugestión y visualización.

La mente subconsciente es el vínculo entre nuestra mente física y la Inteligencia Infinita. Es el medio por el que podemos conectar con la Inteligencia Infinita a nuestra voluntad.

Las posibilidades de conseguir nuestras metas gracias al uso de la mente subconsciente y su proyección son enormes.

El hecho de comprender que nuestra mente subconsciente es ese vínculo que nos conecta con la Inteligencia Infinita es algo chocante, como una puerta desconocida que se abre ante nosotros con posibilidades imposibles de medir ni imaginar.

 

comillasCuida y alimenta tus visualizaciones y sueños ya que son los hijos de tu alma, las huellas de lo que acabarás consiguiendo. Napoleon Hill.

 

En resumen, la mente subconsciente es el medio por el cual podemos convertir nuestros deseos en algo material y realizable.

Existen un método para formular propósitos, de forma que sean claros, concisos, directos, y escritos en papel. Hace falta ser persistente y repetirlos varias veces al día, todos los días.

La mente subconsciente le están llegando todo el día impulsos que se graban, ella no puede quedarse en punto muerto: le llegan impulsos positivos y negativos, incluso sin que nos demos cuenta. La única forma de sacar partido de este potencial es influenciar voluntariamente en la mente subconsciente mediante impulsos de deseo.

Influenciar voluntariamente en el subconsciente anulando los impulsos negativos de pensamiento es tener la llave del tesoro. Todo lo que una persona crea comienza por un impulso de pensamiento.

La imaginación es lo que inicia los pensamientos en un estado “difuso” para ser luego ensamblados en partes con sentido y dar lugar a pensamientos.

Los impulsos que dan lugar a los pensamientos, podemos mezclarlos con la fe y deseo (nuestra parte emocional) para multiplicar su efecto al programarlos en la mente subconsciente. Esa mezcla de pensamiento y emoción sólo se puede hacer gracias a nuestra imaginación.

Hay 7 emociones positivas (a inyectar con la autosugestión) y 7 emociones negativas (a evitar)

Las 7 emociones positivas

  • Deseo
  • Confianza
  • Amor
  • Sexo
  • Entusiasmo
  • Romance
  • Esperanza

Las 7 emociones negativas

  • Miedo
  • Envidia
  • Odio
  • Venganza
  • Avaricia
  • Supersticion
  • Enfado

En un mismo instante no es posible almacenar en la mente emociones positivas y negativas, no pueden existir simultáneamente. Por eso resulta tan importante formar el hábito de crear constantemente emociones positivas en nuestra mente consciente.

La presencia de una sola de las emociones negativas es suficiente para arruinar la programación que queramos hacer en nuestra mente subconsciente. Si por ejemplo uno reza o formula un propósito con miedo o temor, ese objetivo no se programará en la mente subconsciente, y no accederá a la Inteligencia Infinita.

 

comillasTodo lo que programemos en nuestra mente subconsciente y lo alimentemos con la repetición y emoción, llegará a ser nuestra realidad. Earl Nightingale

 

Realmente suele ocurrir que las personas formulamos propósitos con emoción (incluyendo las oraciones) cuando todo lo demás ha fallado, cuando tenemos miedo y otras emociones negativas, por ello serán oraciones en vano. El estado mental asociado a emociones positivas es el que garantiza que vayamos a conseguir nuestra meta.

La mente subconsciente y la Inteligencia Infinita

El método por el que nos comunicamos con la Inteligencia Infinita es similar a cómo se transmite la voz a través de la radio.

Para transmitir la voz primero hay que convertirlo en ondas que se transmiten a través del espacio que nos rodea (el éter, como se le llamaba en la antigüedad). La estación de radio remota decodifica la señal transmitida y la convierte de nuevo en voz. La mente consciente es la que genera nuestros pensamientos, los pasamos a la mente subconsciente que se encarga de “codificar la señal” y que sea transmitida a la Inteligencia Infinita que nos rodea. Es también la mente subconsciente la que recibe la respuesta de vuelta y la presenta en nuestra mente consciente con una respuesta definida.

Nota: el concepto de la Mente Universal o Inteligencia Infinita lo introdujo en el mundo occidental el filósofo Anaxágoras en el año 430 a. de C. Hay referencias mucho más antiguas en el pensamiento oriental.