Bajo toda circunstancia haz lo mejor que puedas, ni más ni menos.

Pero ten en cuenta que lo mejor que puedas variará de un momento a otro.

Miguel Ruiz

[ Este artículo pertenece a una serie:

Aunque parece simple, este acuerdo es clave ya que es el que permite que los otros se conviertan finalmente en un hábito. Aquí Miguel Ruiz nos explica el concepto.

Lo mejor que puedas a veces será “de alta calidad” y otras veces no será tan bueno. Al levantarnos en la mañana frescos y con energía, nuestro nivel de “lo mejor de nosotros” estará por encima de lo que podamos dar en la noche cansados. Igualmente será distinto lo que podamos dar estando con salud y estando enfermos. También nuestros estado emocional (feliz/triste/tenso/estresado..) influirá poderosamente en lo mejor que damos en ese instante.

Dar lo mejor de nosotros mismos implica:

  • No pasar la frontera: la voluntad se agota, y una vez nos hemos quedado sin reservas, no podremos dar nuestro máximo potencial.
  • Vivir la vida con más intensidad, ser más productivos y prestar más atención a cada momento en lugar de estar proyectando nuestra mente en el futuro.
  • Pasar a la acción. Es en la acción cuando conseguiremos una avance, no pensando en hacerlo. Pasa a la acción sin bloquearte por el resultado.
  • Actuar sin esperar recompensa. Se trata de lanzarnos y dejar el qué dirán a un lado.
  • No dar la oportunidad al Juez de nuestra mente que se pronuncie sobre si eres culpable o no.
  • Aceptarnos. Cuando das lo mejor de ti, te aceptas a ti mismo. Tienes que ser consciente del momento y aprender de los errores.
  • Hacerlo porque quieres. No porque el Sistema, los amigos o familia lo quieren. No trates de agradar al Juez de tu mente.
  • No des el máximo solo porque debes. Debes hacerlo porque sabes que es la única forma de ser feliz. Encuentra la satisfacción en el camino.
  • Usa tus rituales personales para reafirmar cada momento. Da intensidad a cada momento usando tu ritual.
  • Ser tu mismo. El único momento en el que eres tu mismo de verdad es cuando das tu máximo potencial. Cuando no estás dando lo mejor de ti, te privas de ser tu mismo.

No se puede esperar que en el 100% del tiempo seamos capaces de ser impecables con la palabra, pero si hacemos lo mejor que podemos en cada momento, estaremos en la ruta correcta para crear un hábito.

Es la práctica la que crea al maestro.

Si das lo máximo para conseguir tu libertad personal estarás cada día un poco más cerca de ella. Descubrirás que es simplemente cuestión de tiempo llegar a lo que estás buscando.

Debes aceptar lo que eres, respetar tu cuerpo y disfrutar de él, cuidarlo.

comillasCada acción la puedes convertir en un ritual en el que estás honrando a Dios. El siguiente paso es hacerlo con cada pensamiento, cada emoción y con cada creencia, incluyendo cada elección de “bueno” o “malo”

Cuando se honran estos cuatro acuerdos a la vez es posible vivir la vida de forma más plena.

Se trata de dar siempre lo mejor para mantener estos acuerdos.

Lo increíble de ellos es que son simples, perfectamente realizables, y además el sentido común nos dice que aplicarlos solo puede traernos mucho bien.

Photo Credit: James Jordan via Compfight cc