¿Cómo usar el poder del pensamiento positivo en nuestra vida?. ¿Porqué el pensamiento positivo es más importante que incluso nuestras propias capacidades?

Unas reflexiones sobre textos de Brian Tracy.

Todo lo que nos ocurre, aquello en lo que nos hemos convertido y lo que lograremos viene determinado por nuestra forma de pensar, y por cómo usamos nuestra mente.

Una vez cambiamos nuestra forma de pesar, cambiaremos nuestra vida.

Una simple definición de nuestro Potencial Humano (PH)  es:

PH=(CI+ CD) x AP

CI: Cualidades Innatas que tenemos desde nacimiento (el lado genético)

CD: Cualidades Desarrolladas. Habilidades, talentos y conocimiento que hemos desarrollado durante los años

AP: Actitud Personal. Es la energía mental emocional que invertimos

El potencial humano es la suma de las cualidades innatas más las desarrolladas, todo multiplicado por la actitud personal.

Esto es muy interesante, ya que independientemente de nuestras cualidades innatas con las que nacemos y que nos predisponen a aprender más o menos, y nos acercan más o menos al éxito, están dos más totalmente bajo nuestro control.

Tu voluntad de ganar, tu deseo de tener éxito, tus ganas de llegar a tu máximo potencial… esas son las claves que te abrirán la puerta a tu máxima realización.

– Confucio

Las cualidades desarrolladas no tienen límite, paso a paso podemos aprender cualquier cosa y que nos acerque tanto como lo que deseemos hacia un logro. Pero este no es el tesoro…

La clave está en que nuestra ACTITUD PERSONAL es el multiplicador de nuestras cualidades, y también que afortunadamente el desarrollo de esa actitud mental la podemos desarrollar tanto como queramos.

El poder del pensamiento positivo. ¿porqué importa?

Aquí es donde nace el poder del pensamiento positivo.

Hemos escuchado mil veces eso de la “actitud mental positiva”, pero ¿qué es realmente?

Es la forma con la que enfocamos nuestra vida.

La actitud mental positiva predispone a pensar de forma optimista sobre las personas, las situaciones, nuestro trabajo, nuestros problemas con los que nos vamos encontrando durante el día. Esa actitud es uno de los principales indicadores de cómo es una persona en su interior.

 

Si queremos analizarnos a nosotros mismos para saber cual es nuestra propia actitud, basta con hacernos esta pregunta: ¿Cómo reaccionamos cuando las cosas van mal?

 

Las circunstancias no hacen al hombre, simplemente revelan su interior.

– Epicteto

 

Puedes saber de lo que estás hecho cuando observas la manera en la que te comportas cuando estás bajo presión y las cosas no van bien. Para bien o para mal tu interior sale a flote en esos momentos.

Pero ¿qué es lo que hace que tengamos esa actitud?

El poder del pensamiento positivo: la raíz

La actitud mental positiva o negativa está determinada por nuestras expectativas.

Las expectativas que tenemos respecto de nosotros mismos y hacia la vida son realmente potentes y ejercen una enorme influencia en nuestra personalidad.

Desde luego, las expectativas positivas son la marca de las personas de una personalidad superior.

Podemos fabricar nuestras propias expectativas tanto como queramos.

¿De dónde vienen las expectativas?

Nuestras expectativas están determinadas por nuestras creencias respecto de nosotros mismos y respecto del mundo en el que vivimos.

Se extienden a las personas que nos rodean, trabajo, familia, absolutamente todo.

Para entender de dónde vienen nuestras creencias hay que penetrar capa por capa en nuestra personalidad para llegar a entender la manera en la que pensamos y actuamos.

La única forma de hacer cambios potentes en nuestra vida y en nuestro potencial es desde nuestro interior hacia el exterior.

Si tenemos una visión personal “benevolente” de lo que nos rodea, tenderemos a pensar que el mundo es un buen lugar para vivir, que somos buenas personas y esperaremos dar lo mejor de nosotros mismos, esperaremos lo mismo de los otros  de las situaciones que nos vamos a encontrar.

Las expectativas positivas se traducen en actitudes mentales positivas.

Los ganadores tienen el hábito de fabricar sus propias expectativas positivas antes de que ocurra la acción.

– Brian Tracy

 

Por la Ley de la Correspondencia, recibiremos lo mismo de otras personas hacia nosotros: recibimos lo que damos.

Nuestras creencias determinan la calidad de nuestra personalidad, forjan las expectativas, y las expectativas modelan nuestra actitud mental.

¿De donde vienen nuestras creencias?

Todas nuestras creencias vienen de nuestro auto concepto. Lo veremos en otros artículos.

La actitud mental es al multiplicador de nuestro potencial humano, de aquí viene el poder del pensamiento positivo.

 

El regalo de la fantasía ha significado más para mi que la capacidad para absorber conocimiento.

– Albert Einstein