Seleccionar página

Desde que inicié mi etapa “Simplificar 2.0” una de las conclusiones que vi clara es que tenía que escribir mucho menos en esta web. Realmente hay muchos factores que me ayudaron a tomar la decisión: dedicarme más a asuntos personales y varias temas más, pero es mejor dejarlo para otro artículo. La realidad es que sigo tirando y eliminando cosas para dejar espacio. Las últimas tuvieron que ver con las redes sociales. Es una larga historia, pero se resumen en lo mismo: simplificar aún más. El tiempo que invertimos en las redes sociales obedece en gran parte a la vanidad, a satisfacer un instinto que no lleva a nada y lo que es peor: drena la energía vital y hace perder el tiempo. El interés superficial por la vida ajena es igual de inútil, morbo y deseo de comparación. No es interés personal real por los “amigos” de esa red. Estamos atrapados en esa sensación adictiva de ver los “likes” y cómo se comparten nuestros comentarios de la misma forma que tomamos unas Pringles y no podemos dejar el bote a un lado. Hay algo extraño y adictivo pese a saber que no aporta nada. Por lo que dicen los científicos, hay un motivo real y genético en esa adicción y hasta se genera una sustancia química que nos lleva a ello -dopamina.

 

 

Creo que me he convertido en una de las pocas personas a mi alrededor que ya no tienen perfil de Facebook. Volveré a ser el raro de la clase. Además de mi perfil también borré la página de Facebook de Hoy Motivación (con decenas y decenas de horas invertidas detrás). Ya no habrán más promociones, ni gastaré ni un céntimo en marketing ni en nada que tenga que ver con generar más tráfico. ¿Y si ya no tienes página personal cómo te va a contactar la gente que quiera saber de ti? Simplemente ya no lo podrán hacer por Facebook. Mi email es el mismo: pedro@hoymotivacion.com, se me puede localizar por ahí. Los demás saben mi teléfono, y siempre voy a estar cerca. Los que de verdad importan a día de hoy saben donde estoy y cómo contactarme. ¿Y qué va a pasar con la gente que me contactaba por Facebook, todos los que me seguían en la página de facebook.com/hoymotivación? Voy a borrar más de 12000 seguidores? Lo siento. Ya no existe. Conclusión: La araña sigue tejiendo su red, pero estoy un poco menos atrapado. Un 5% más de tiempo, un 10% más feliz. Bórrate de Facebook y lo comprobarás.

Crédito foto: via Flickr