Se nos pasan muchas grandes oportunidades de ser más felices por no escuchar lo que de verdad queremos.

Cuando digo escuchar me refiero a algo que nadie nos ha dicho, ni hemos leido. Me refiero a escuchar lo que nuestra voz interior nos está diciendo.

Hay demasiado ruido en nuestro entorno, demasiadas interferencias como televisión, internet y demasiados sabios consejos obsoletos que hemos aceptado y que desequilibran nuestra capacidad de elección. Es duro admitirlo, pero parte de esas voces incluyen a amigos y la familia.

Son demasiadas imposiciones y acuerdos que hemos aceptado sin darnos cuenta que hemos nacido inmersos en un Sistema que deja lo verdaderamente importante de lado.

Cuando no escuchamos esa voz, caeremos una y otra vez en la trampa de creer que todo aquello que debemos hacer -nuestras metas- deben conducir a un gran resultado.

Es el éxito en lo que estás pensando.

¿Tu éxito?, ¿o el que otros han definido para ti?

¿Cuantas veces te has parado a pensar lo que únicamente para ti es el éxito?

Esa obsesión por el resultado nos priva de una de las cosas más importantes que puede haber, y es disfrutar del camino mientras estamos invirtiendo el limitado tiempo de nuestra vida.

He iniciado demasiadas cosas pensando en el “éxito”, en el resultado. He intentado una y otra vez conseguir prestigio, reconocimiento y dinero. La conclusión es que el deseo de éxito es insaciable, y el motivo es porque todo se queda pequeño cuando el momento de felicidad se asocia con un pequeño instante que es el resultado final.

Cuando inicié Hoy Motivación algo cambió. Dentro de mi surgió la necesidad de compartir un camino que otros (millones) están recorriendo. Escuché mi voz para pasar a la acción y crear esta plataforma para llegar a rincones de todo el mundo. Dejé a un lado el “tomar” por el “dar”. He encontrado un sentido en lo que hago y es justo eso lo que da el disfrute.

El tiempo pasa y he aprendido algunas lecciones en el camino.

Una de ellas es que debes pasar a la acción y llevar a cabo tu sueño antes de que sea demasiado tarde.

Sé feliz en el proceso y arranca con todas tus ganas aquello que deseas.

comillasSi defines la meta como disfrutar del camino, el éxito estará asegurado.

 

Escucha tu voz. El momento es ahora.

 

 

Photo Credit: Massmo Relsig via Compfight cc