Siento una enorme gratitud por todos los que me dijeron No.

Gracias a ellos, lo hice yo mismo.

– Albert Einstein

Recibo mensajes desde todas partes de lectores que me piden consejo para cambiar de vida, o salir de una situación en la que están atrapados, también ascender en la carrera profesional. En definitiva: prosperar económicamente en sintonía con lo que nos da placer y con nuestro propósito en la vida.

La buena noticia es: esto es justo el objetivo de esta web.

Como vivir de lo que amas y conseguir la libertad económica

Yo trabajo en una corporación en la que he ido prosperando bastante en los últimos años. He desarrollado mis funciones casi siempre en un ambiente internacional (cuando vivía en España casi nunca trabajé para una empresa española) y he viajado por todo el mundo, esta suerte -que probablemente no merezco- me ha servido para conocer gente de decenas de países, rodearme de personas con muy diferentes trayectorias, conocer diversas culturas y formas de hacer las cosas. Creo que esta ha sido la única fortuna que podré llevarme del mundo corporativo cuando finalmente cierre esta etapa.

Con el tiempo deseé ganarme la vida por mi mismo. No fue un proceso sencillo, ni mucho menos de un día por otro. Tampoco he sido el típico “empresario de nacimiento”: de hecho hace años me sentía torpe en el manejo de las habilidades comerciales y personales y me he sorprendido a mi mismo cuando he aprendido cómo ascender en el mundo comercial hasta ser director de ventas de una gran corporación. Estas habilidades son básicas y necesarias y las comparto contigo en esta web.

Mi necesidad de mirar más allá de mi vida corporativa y de cubículo nunca me ha llegado por vocación: simplemente con el tiempo me di cuenta que mi formación (abultada en el papel, pero que a mi no me llenaba del todo) no llegó nunca a darme un nivel de satisfacción adecuado. Siempre me he sentido vacío, como si quisiera algo más sin tener claro el qué exactamente. Quería hacer algo por mi mismo, utilizando mi potencial, mi creatividad, ganarme la vida con las cosas que a mi me gustan de verdad y enseñarlo y compartir con otros.

Estas son las preguntas del “diablo conservador” que todos llevamos en un hombro:

  • ¿Y si resulta que soy un inconformista?
  • ¿Y si debería de estar contento con lo que tengo, sin más, y dejarme de sueños tontos?
  • ¿Y si debería de conformarme con mi gris vida en el cubículo, y pensar que soy un afortunado por ello y que no debo cambiarlo?

Eso sería muy triste, representaría limitarme a no crear jamás, a no tener una vida mejor, y a no prosperar para acercarme a mis sueños.

Ya gano bien, he tenido casi todo lo que uno desde fuera podría desear, ¿porqué quiero más?

La respuesta es simple y se responde desde el nivel de suelo:

Un camarero, un directivo, un arquitecto, diseñador gráfico, un psicólogo o un presidente quieren lo mismo: sentirse valiosos con lo que hacen, utilizando su potencial en algo que les hace sentir bien y que esté alineado con su propósito. Esto, obviamente, está alejado del dinero y afortunadamente nos coloca a todos como iguales: somos personas inconformistas dentro del cubículo, queremos disfrutar más de la vida y ser más felices.

Después de años (literalmente tras muchos años de estar atrapado, sin actuar y sin pasar a la acción) estuve escribiendo, estudiando decenas y decenas de libros, tratando de reinventarme y de cambiar mi vida. De todo ese estudio y experiencia surgió Rompe tus limitaciones y pasa a la acción, y más adelante traté de aplicar lo que aprendí en el ensayo Haz lo que Amas -del que he recibido multitud de muestras de agradecimiento de todos los rincones-. En paralelo he estado usando esta web hoymotivacion.com como una plataforma para integrarlo todo, una lanzadera para conseguir una audiencia a la que dirigirme y que en la actualidad cuenta con más de 10.000 suscriptores activos.

Ahora estoy en una bonita fase de transición en la que ya he conseguido varios proyectos web muy satisfactorios a nivel personal y económico, entre ellos HoyMotivacion.com (que recientemente ha despegado muy bien a nivel económico) y también TucanStore.com (un potente online-shop con un gran concepto), que nunca habrían funcionado de no ser por muchos otros intentos fallidos anteriores.

Ahora las preguntas que TU te podrías hacer son:

  • ¿Y si pudiera tener un trabajo extra que me proporcionara ingresos sin dejar mi trabajo estable -de momento-?. Es posible, para ello mira varias ideas en cómo empezar otro empleo sin dejar tu trabajo estable
  • ¿Y si no tengo productos, sino que el producto soy yo? Tus habilidades personales: diseñadores gráficos, psicólogos, abogados, consultores, fotógrafos, cantantes, artistas, diseñadores web, escritores, etc etc. Todos ellos -y muchísimos más- pueden ofrecer todo lo que saben en una plataforma en internet
  • ¿Y si pudiera tener una web desde la que vender mis productos o servicios de forma automática? es posible. Yo lo estoy haciendo y me despierto por la mañana con pedidos y compras desde más de doce países
  • ¿Y si pudiera hacerlo sin conocimientos de informática y sin haberlo intentado anteriormente? es posible. Yo te puedo guiar a hacerlo paso a paso y te ahorraré cientos de horas y de dinero

La experiencia que te quiero contar es la siguiente:

  • Es posible -y necesario- tener un trabajo a parte del cubículo 1
  • Es muy sencillo hacer una plataforma como esta en Internet y vender lo que quieras a través de ella
  • Puedes aportar muchísimo, desde vender productos físicos (como hago en TucanStore.com) hasta cursos, libros, … el límite lo pone tu imaginación
  • Debes de reinventarte usando la facilidad de llegar a cualquier rincón con tu idea a través de Internet

Si te has planteado como vivir de lo que amas y disfrutar de una mayor libertar económica, voy a ofrecerte mi guía para hacer tu proyecto e iré publicando artículos detallados para que puedas hacerlo.

El límite está en tu imaginación y ni siquiera ella te va a parar: en cuanto arranques, verás como las cosas comienzan a colocarse en su lugar.


 

  1. Llamo cubículo a cualquier tipo de trabajo asalariado -corporativo o no- en el que vendemos nuestro tiempo a un tercero. En él se incluyen: un director de ventas, un empleado en una pastelería, un broker de Wall Street, una secretaria, un ingeniero civil, o un camarero. Para que quede claro: yo soy uno de ellos, pero estoy en otro camino que comparto contigo aquí y en el que pronto podré dejar de ser un asalariado y seré dueño de mi tiempo y espacio. ↩︎