Seleccionar página

Fuente: John Wheeler, de su libro “You were never born”, 2007.  John se ha retirado de la vida pública y ha dejado de publicar sus libros. Aquí tienes la versión en pdf de “You were never born“. Ver aquí todos los artículos sobre John Wheeler. Nota: todo esto forma parte de artículos relacionados con la no-dualidad.


 

Si observas los pensamientos negativos, todos ellos giran en torno a la noción de que tu eres un ser separado, limitado e incompleto. Todos ellos comparten esta creencia raíz. Así que el camino que dicta el sentido común es observar esa creencia raíz y comprobar si es cierta y confirma lo que es nuestra verdadera naturaleza. Esta es la resolución más práctica. Después de esto ya no puede haber ni cuestiones ni dudas. El resolver esta cuestión desde el completo entendimiento es el mejor uso que podemos dar a nuestra energía y curiosidad. Todo lo demás son tácticas que solo retrasan la verdadera cuestión. Da igual que intentes llegar a otras cuestiones que creas importantes, al final siempre te va a quedar resolver la cuestión principal de quién eres realmente.

Respecto a cómo surgió la separación en primer lugar y desde la ignorancia, la respuesta práctica podría ser que desde una edad muy temprana fuimos condicionados por esta falsa creencia, que tomamos inocentemente como correcta. Todo lo demás evolucionó a partir de aquí. No hay ninguna explicación real sobre porqué surgió la noción de separación porque basta con observar un poco para darnos cuenta que esa suposición no es correcta. No existe ninguna separación. Cuando se ‘ve’ esto, se llega hasta la cuestión raíz y todas las nociones ilusorias se desvanecen y desmoronan.

La ignorancia y el sufrimiento deberían tener una causa, pero cuando la investigas te das cuenta que dicha causa no está presente, no se puede encontrar. Es una falsa hipótesis que hemos hecho.

La separación de la Fuente nunca ha ocurrido, así que no puede haber una explicación sobre cómo ocurrió dicha separación. Es una cuestión falsa. No hace falta responder a cuestiones erróneas. Uno solo las tiene que reconocer como falsas y descartarlas.

Desde otro ángulo puedes decir que desde que naciste y con el aumento de tu capacidad de pensamiento conceptual, poco a poco la mente desarrolló mecanismos para crear conceptos como el “yo” y “mio”. La mente tomó sus propias creaciones como substanciales, como si fueran entidades reales. Después la mente se perdió en sus propios conceptos -por un tiempo. Pero la presencia-consciencia jamás ha estado limitada por esos errores de la mente. De hecho, ella es la que está viendo todo esto y es motivante volver a la clara visión de la realidad.

Un punto de vista más para este tema. El “¿porqué?” implica causalidad. Implica “¿cual es el motivo?”, “¿cómo ocurrió?” y todo esto son pensamientos de la mente. Es precisamente el creer en la causalidad lo que da lugar a esas preguntas. Es decir, estamos suponiendo que la causalidad es algo cierto. Pero la causalidad es también una creación de la mente, es un pensamiento. Aplica al plano de las apariencias, de lo manifestado. Fuera de la mente no se puede hablar de causalidad como tal porque ella solo puede aplicar desde el momento que existe la mente y cuando crea las nociones del tiempo y del espacio. Así que el pregunarnos “¿porqué tuvo que surgir en un principio esa separación?” asume que antes de la mente ya había presente una causalidad. De esta forma es otra cuestión falsa.

A una edad muy temprana, el concepto de separación surgió en la mente y se tomó por cierto. Pero esto es algo que puede ser reexaminado ahora y que podemos resolver. Después de eso dejarán de haber problemas. Las dudas y el sufrimiento desaparecerán. Tu ya eres perfecto y completamente libre ahora mismo porque no existe ninguna separación con la Fuente.