El escritor William Zinsser murió en Manhattan el 12 de Mayo del 2015 a los 92 años y dejó un legado acerca de cómo escribir bien. Su libro On Writing Well: The Classic Guide to Writing Nonfiction vendió 1.5 millones de copias. Llegué a él de casualidad como otras grandes cosas que pasan.

Hay dos formas de interpretar sus consejos. Puedo tomarlos como tips para llegar a escribir bien -que sin duda me harán mejorar en este blog y los libros que escriba-. Pero también tienen una doble cara quizás más interesante que la primera: todo en ellos es aplicable a la vida y en cualquier cosa que haga.

Destilar esta esencia aplicándola a nuestro trabajo es crucial. Es un ejercicio de análisis y de captar la verdad escondida tras unas palabras, que trascienden aquello para lo que fueron creadas y van mucho más allá.

Obsesión.

Nunca dejarás una huella como escritor a menos que desarrolles un respeto por las palabras y una curiosidad sobre sus matices, que debe ser casi obsesiva.

 

Evita la jerga y las grandes palabras.

El pensamiento claro llega a ser escritura clara. Lo uno no puede existir sin lo otro.

 

Escribir es un trabajo duro.

Una frase clara no lo es por accidente. Muy pocas frases salen bien la primera vez, o incluso a la tercera. Recuerda esto en los momentos de desesperación. Si llega a parecerte que escribir es duro, es porque es duro.

 

Escribe en primera persona.

Escribir es una transacción intima entre dos personas, llevado a cabo en papel, y todo irá bien siempre y cuando retengas su humanidad.

 

Cuanto más te mantengas escribiendo en primera persona y siendo auténtico a ti mismo, antes llegarás a encontrar tu estilo.

Cree en tu identidad y tus propias opiniones. Escribir es un acto del ego, y siempre deberías aceptarlo.

 

No preguntes quién es tu audiencia… tu eres la audiencia.

Escribes primordialmente para darte gusto a ti mismo, si lo haces disfrutando entonces automáticamente lo apreciarán los lectores a quienes merece la pena dirigirte y escribir.

 

Estudia a los maestros pero también a tus contemporáneos.

A escribir se aprende por imitación. Si alguien me preguntara cómo aprendí a escribir, le diría que aprendí gracias a leer a hombres y mujeres que se dedicaron al tipo de escritura que yo quería hacer y tratando de averiguar cómo lo hicieron.

 

Lee todo lo que escribes en voz alta para encontrar el ritmo del sonido.

Los buenos escritores en prosa deben ser también poetas, siempre deben de escuchar lo que escriben.

 

No pienses que vas a escribir algo definitivo.

Decide en qué esquina del tema vas a comenzar, y conténtate con hacerlo bien y luego debes parar.

 

Consejo: toma estas frases y vuélvelas a leer, esta vez aplicándolas a tu trabajo.


Fuente

Artículo original en 10 Writing Tips from Legendary Writing Teacher William Zinsser, May He Rest in Peace