Quiero compartir una herramienta enormemente sencilla y potente para ordenar ideas, liberar tu creatividad, y porqué no decirlo, disfrutar trabajando. Como hemos visto en otros artículos acerca del flujo creativo, todo aquello que esté encaminado a acercarnos a él nos proporciona un nivel alto de satisfacción y es el reflejo de estar haciendo una tarea creativa, dando nuestro máximo potencial. Esta técnica aplicada en el trabajo hace que nos sintamos capaces, añadiendo motivación y aportando una sensación de logro.

Crear un mapa mental

Un mapa mental encierra un gran poder porque que está relacionado con acercarnos a la forma como funciona nuestro cerebro, que nunca es de forma lineal. Aquí te explico un poco más.

Lo interesante de crear un mapa mental es que se puede hacer -y se debe- cuando todavía no tienes la estructura creada, y te faltan piezas del puzzle que no sabes cómo colocar, ni sabes exactamente cómo se relacionan entre sí. Al ser un proceso natural se asemeja a un juego más que a una tarea, y por ello es habitual que te resulte muy cómodo y útil si no lo has probado antes.

De todas las herramientas para hacer Mapas Mentales que he utilizado (y he probado ya unas cuantas), me quedo con MindNodePro por su sencillez y versatilidad. Es barata y cumple con su función de forma brillante. El diseño y las opciones de exportación son excelentes. Aquí te dejo los enlaces para comprarla.

title

Otro dato: permite guardar tus mapas en Dropbox o iCloud, de esta forma se puede tener acceso a todos ellos desde cualquier dispositivo.

Un Mapa Mental es una herramienta para desbloquear ideas y liberar el proceso de creación de un proyecto. Ya sea para un plan personal o una tarea complicada, todo se simplifica al utilizarlo.

Un pequeño ejemplo:
title
Aquí un ejemplo de proyecto de tamaño medio (es un mapa mental que he realizado para el trabajo, aquí muestro solo un trozo).
title

Nodos principales

Los nodos son las ideas principales, de las que se derivan muchas otras. Puede que en el momento inicial solo tengas dos o tres, pero al ir creciendo te sorprenderás como de forma casi mágica se suceden más y más. Esta sucesión jerárquica de ideas coincide con el modo de funcionamiento de nuestro cerebro, añadiendo “semillas” que se relacionan con la anterior. Son “ganchos” que se añaden a otro y así sucesivamente. El mapa mental potencia esta habilidad al máximo.

Puedes comenzar por un nodo principal. Posteriormente puede que te dés cuenta que hay otra idea principal que está relacionada y de la que deberías crear otro nodo. No hay problema, puedes añadir todos los nodos que quieras.

Nodos secundarios

Las ideas secundarias son “hijas” del nodo anterior, puedes añadir todos los niveles que quieras.
Los nodos secundarios además pueden estar relacionados con otros nodos alejados.

Brainstorming

Esas ideas “hijas” se pueden ir añadiendo tipo brainstorming, y en una fase posterior se ordenan (facilísimo arrastrarlas y re-colocarlas) y también posteriormente se limpian. No todo el brainstorming será válido, pero habrás conseguido liberar y crear un montón de ideas nuevas de una forma sencilla y creativa.

En resumen, te recomiendo que pruebes y utilices MindNode ya mismo. Te va a ayudar en el trabajo para aportar creatividad y flujo de ideas. Igualmente puedes usarlo para tomar notas, o simplemente dejar salir tu imaginación hasta donde quieras. Aquí tienes la versión para iPhone, para iPad y para Mac.

Ventajas de hacer un mapa mental

En resumen, estas son las ventajas de hacer un mapa mental:

  • Libera los bloqueos mentales en las fases iniciales
  • Generación de ideas rápida y descubrimiento de “ideas gancho”
  • Permite entrar en un “estado creativo”
  • Permite acercarnos a la forma de trabajo de “Flujo”
  • Permite pensar de forma no-lineal
  • Convierte un ejercicio de creación en un juego
  • Es aplicable al trabajo profesional y también a cualquier tipo de proyecto personal
  • MindNode permite mucha flexibilidad y cambios, haciendo de la creación de un mapa mental algo divertido y sencillo.
  • Una lista es unidimensional. Un mapa mental es bidimensional, permite descubrir nuevas conexiones
  • Acelera la comprensión de cualquier tema complejo

Donde es útil hacer un mapa mental

  • Crear listas de tareas. Desde confeccionar una simple listas de compra, check lists de vacaciones, hasta complejos mapas para gestión de proyectos.
  • Para escribir. Es imprescindible para crear la estructura de libros, artículos, tesis académicas, etc.
  • Tomar notas. En presentaciones, conferencias, clases de universidad, reuniones de trabajo.
  • Brainstorming. Un mapa mental es la herramienta más natural para hacer que la mente genere ideas. Separa la parte de generación de la parte de unión, de esta forma aceleras el proceso de generación. En una fase siguiente las unes y conectas.
  • Resolución de problemas. El formato no-lineal de creación y unión va llevando a terrenos que serían inaccesibles desde una lista lineal. El mapa mental facilita enormemente la identificación y resolución de problemas.
  • Crear marcos de referencia durante el diseño. Las fases iniciales son las más complejas. Un proceso de diseño está lleno de decenas de ellas. El mapa mental te permite enmarcar de forma dinámica toda la aventura de tu creación.
  • Estructurar presentaciones. Empieza desde el nodo principal añadiendo ideas nuevas, ordenándolas en el orden adecuado y modificándolo a medida que crece el mapa. Los errores no existen, solo son pasos intermedios que llevan a nuevos lugares durante la creación.
  • Expresa tu creatividad personal. Esta es la forma como funciona tu cerebro. Utilízalo cuando quieras acercarte a cualquier tarea creativa.
  • Condensa cualquier material complejo. Conviértelo con un mapa mental en un esquema visual fácil de recordar y relacionar.
  • Team building y colaboración. Los mapas mentales permiten favorecer las sinergias al colaborar con más personas en este proceso de generación y descubrimiento. Si lo usas de forma colaborativa, verás cómo 1+1 es mucho más que 2.

Utiliza esta técnica de forma constante y sacarás lo mejor de ti en momentos en los que crees que es imposible.