Justo en este espacio antes existía una línea en blanco, un espacio vacío.

Ahora lo cubro con veintisiete posibles caracteres negros sobre un fondo blanco.
Si uno quiere, estas combinaciones caprichosas llegan a tener un sentido en forma de palabras.

Es mi creación en la que he robado sin avisar un hueco a la nada.

Todo esto es magia: con tus palabras puedes crear, construir y comunicar.

También puedes cambiar el estado de ánimo de alguien y romper cadenas.

Donde antes no había nada has creado algo grande que llega a cualquier rincón.

Tu voz se eleva más allá del ruido sin esfuerzo.

Cada frase que escribes puede tocar a una persona de forma inesperada, impredecible. No puedes llegar a imaginar la huella que dejas, no la subestimes.

Tienes habilidades que compartir y otros quisieran saber cómo tomaste ese camino. Necesitan escucharte aunque aún no lo sepas.

Crea tu espacio y deja que salgan tus palabras.

 

***

 

Aquí tienes más ideas sobre el placer de escribir y también acerca de construir tu plataforma en Internet.

 

Crédito foto: via Flickr