¿Te has parado a pensar si existe una medida fiable para saber qué países son aquellos en los que las personas se declaran más felices?

¿Son más felices los ticos que los españoles? Lo serán los norteamericanos? O un alemán?

Aunque parezca increible, existe una base de datos realmente seria y con miles de datos con encuestas y resultados desde años para cada país. Es la base de datos de la felicidad mundial y está publicada por la Universidad Erasmus de Rotterdam, Holanda.

Se llama la World Database of Happiness, Erasmus University Rotterdam, The Netherlands

Aquí está el listado de felicidad por países. Simplemente entra y elige tu país,  verás los resultados como en estas gráficas de debajo.

He consultado varios países y algo me ha llamado la atención, mira por ejemplo la diferencia de resultados:

España nivel de 5.8 en el 2013

felicidad en España

No sorprende la bajada del nivel de felicidad en España, justo en los años siguientes al estallido de la burbuja y la llegada de la crisis.

Este dato refleja perfectamente la realidad de mi país. Creo que este valor es el mismo que hubiera podido apostar.

Colombia nivel de 8 en el 2010

felicidad en Colombia

China con un 5 en el 2010. Influencia de la falta de libertades personales?

Alemania nivel de 7 en el 2013

Costa Rica con un 8.5. Record mundial !

Tanzania un 2.8

Estados Unidos, con un 7 en el 2012.

felicidad en USA

 

Estas medidas confirman lo que ya sabemos: que el nivel de desarrollo no influye en la felicidad.

También es cierto que en aquellos países por debajo de un nivel mínimo de desarrollo en el que no están cubiertas las necesidades básicas y falta la libertad personal y otras variables, se muestra unos niveles realmente bajos. Hay por tanto un umbral de desarrollo mínimo que hace falta para el bienestar.

Una vez más, la vida es una partida de poker con unas cartas que nos han repartido. No podemos cambiar las reglas, pero si las cartas. El lugar donde hemos nacido determina una parte de nuestra suerte posterior.

 

Somos arquitectos de nuestro destino, y siempre podemos cambiar las cartas que nos han tocado.

 

Photo Credit: ๑۩۞۩๑~OTH~๑۩۞۩๑ via Compfight cc