Hay excelentes videos de motivación para el éxito dentro de las charlas TED. Este video de Alain de Botton es una de las mejores conferencias TED sobre la motivación en el trabajo y en otros ámbitos. Cuestiona todas nuestras concepciones sobre el triunfo y el fracaso, sobre lo que es merecido o no, y sobre cómo nos condiciona lo que piensan los demás en nuestra felicidad. El video nos muestra ideas sobre como podemos realmente dar sentido a nuestro trabajo de una forma plena.  No tiene desperdicio.

[ Nota: Este texto forma parte de una serie de artículos acerca de “Videos motivadores” ,  “Motivación laboral” , “Éxito” y también “Felicidad”  -visita cada uno para descubrir mucho más contenido relacionado-  ]

La ansiedad laboral y el camino del Exito. Alain de Botton

Nuestras vidas son afectadas por las crisis profesionales.

Comparado con nuestros antepasados, hoy en día es más fácil ganar un buen sueldo e incluso llegar a tener una buena posición profesional, pero más que nunca estamos atados por una permanente ansiedad laboral.

Nota: todo esto está estrechamente relacionado con el estrés que desencadena dicha ansiedad.

¿Porqué sentimos ansiedad laboral?

1. Estamos rodeados de esnobismo y superficialidad en los que nos rodean

El snob es el que toma una pequeña parte de ti y la utiliza para llegar a una visión completa de quien eres.

Una de los tipos es el esnobismo laboral.

La primera pregunta de un snob del siglo XXI es “en que trabajas?”.

A día de hoy hay una estricta relación entre el tiempo que nos dedica alguien que acabamos de conocer y nuestra posición en la jerarquía social.

Por ello necesitamos dar tanta importancia a nuestra situación y posición laboral, ya que de lo contrario nos aislamos.

También por ello damos cada vez mas importancia a los bienes materiales.

No necesariamente nos hemos hecho más materialistas, sino que la sociedad en que vivimos cada vez da más recompensas emocionales a los que tienen más bienes materiales.

Es decir, no son las cosas materiales lo que queremos, sino la recompensa que otorgan las cosas materiales.

2. Las altas expectativas que ponemos en nuestro desarrollo profesional

Este es otro de los motivos para generar una alta ansiedad en nuestra vida.

Nunca antes han sido tan altas las expectativas sobre lo que alguien puede llegar a hacer en la vida.

Se nos dice constantemente que todos podemos llegar a ser lo que queramos, que podemos conseguirlo todo.

Hemos pasado de un sistema de castas sociales a un sistema social en el que todos podemos conseguir la posición social que queramos.

Las jerarquías se han caído. El único problema que genera esto es la envidia.

La envidia está ligada al espíritu de igualdad. Realmente sentimos envidia por aquellos de los que nos sentimos identificados, por los que nos resultan lejanos en sintonía no nos producen envidia.

La sociedad nos ha forzado a patrones externos muy similares a todos, pero al mismo tiempo todos somos distintos por dentro , esto genera un enorme estrés.

El problema es que los medios de comunicación nos bombardean afirmando que podemos llegar a ser como Bill Gates y otros tantos ricos que empezaron con un negocio en el garaje.

En las librerías hay dos tipos de libros de autoayuda: los que dicen que podemos triunfar y conseguirlo todo, y los que ayudan a tratar la baja autoestima.

Existe una alta correlación entre una sociedad que afirma que podemos conseguir cualquier cosa, y la gran falta de autoestima.

3. Otro de los factores que nos generan una alta ansiedad en nuestra posición laboral y estatus es la “meritocracia”

Una sociedad meritocrática es aquella en la que si tienes talento, inteligencia y esfuerzo, lo conseguirás todo.

El problema es que si creemos en una sociedad en la que los que merecen llegar a la cima lo consiguen, implícitamente creemos que los que no merecen llegar, se quedan abajo.

Es decir, que la posición social siempre es merecida.

Esto convierte al fracaso en algo mucho más trágico.

Y al fracasado le convierte en alguien casi despreciable.

Hace siglos, una persona pobre era descrita como “desafortunado”.

Hoy en día una persona así sería descrita como un “perdedor” (loser).

Es como si el destino solo estuviera en nuestras manos.Esto hace que hoy en día la tasa de suicidios esté tan disparada, típico de las sociedades individualistas.

La gente se toma los acontecimientos de forma extremadamente personal (en lugar de trascender).

La realidad es que una sociedad meritocrática es imposible, y no se puede catalogar a las personas porque merezcan o no estar en una posición.

Tampoco se puede juzgar el valor de una personal por su ocupación profesional.

4. Otro de los factores que genera ansiedad en nuestras vidas es el sentido del ridículo

El qué pensarán los otros de nuestro fracaso.

Antiguamente era justo lo contrario, existía una forma de arte para describir los fracasos de la gente: la tragedia en el teatro.

Seria ridículo describir a Hamlet como un perdedor, por mucho que haya perdido en la vida.

5. La falta de trascender la vida diaria

Otro de los factores que nos causan ansiedad en nuestra sociedad, es que es la primera vez en la historia de la Humanidad que no tenemos nada en el centro que sea no-humano.

Somos la primera sociedad en la que únicamente nos adoramos a nosotros mismos. Nuestros niveles de conciencia no se desarrollan lo suficiente.

En las sociedades antiguas en el centro tenían algo como un dios, un espíritu, una fuerza de la naturaleza, la luna, etc.

Quizás esta es la razón por la que necesitamos tanto de la naturaleza para desconectarnos del hormiguero humano, de la competición, de nuestros dramas, para conectarnos de nuevo con esa parte trascendente.

En realidad necesitamos la naturaleza porque necesitamos estar en contacto de algo no humano.

El éxito es relativo, es imposible tener éxito en todo.

Todos escuchamos constantemente el equilibrio entre el trabajo y la vida, pero es imposible un equilibrio perfecto, no se puede tenerlo todo.

Debemos aceptar que para tener éxito hay que dejar de lado otras cosas, y la persona sabia sabrá identificarlas y lo aceptará.

Siempre habrá elementos en los que no estaremos triunfando.

De hecho lo que significa éxito para nosotros muchas veces ni siquiera es nuestro concepto sino que viene de fuera de nosotros.

La mayor parte de concepciones de lo que es éxito y fracaso nos lo han dicho nuestros padres. Ademas del marketing, tv, etc.

Son fuerzas muy poderosas que moldean nuestras vidas en lo que queremos y en cómo nos vemos a nosotros mismos.

Estamos demasiado abiertos a la sugestión.

No debemos abandonar nuestras ideas de éxito, sino asegurarnos que son las nuestras.

NOTA: Durante estos años y en este camino de auto descubrimiento he ido compartiendo en esta web los autores y libros que más me han impactado y que aportan los métodos para trascender la vida y convertirla en un descubrimiento desde la filosofía de la no-dualidad.

Debemos enfocarnos en nuestras propias ideas y asegurarnos que somos dueños de ellas

que de verdad somos los dueños de nuestras propias ambiciones.

Ya es malo no conseguir lo que quieres, pero aun peor es tener una ambición y darte cuenta justo al final del camino de que eso no es lo que queríamos realmente.

Debemos perseguir el éxito, pero tenemos que aceptar que muchas de nuestras ideas de lo que creemos que es el éxito no son nuestras sino ajenas.

Verifiquemos nuestra noción del éxito, asegurémonos de que nuestras ideas sobre el éxito son verdaderamente nuestras